Hay algunas señales a buscar para determinar si un accidente es grave. Si ve daños en su vehículo, puede ser culpa de otro conductor. Por ejemplo, si el lado del pasajero de su automóvil está dañado, podría indicar que el otro conductor no estaba prestando atención mientras conducía.

Otros signos de un accidente grave incluyen hematomas abdominales y vómitos. Si nota alguno de estos síntomas, haga una cita con su médico de inmediato. Estos signos pueden ser signos de una lesión cerebral traumática o latigazo cervical. Estos síntomas pueden ocurrir días o semanas después del accidente.

Si usted o sus pasajeros necesitan atención médica, llame al 911 de inmediato. También es una buena idea recopilar y registrar información de testigos. Obtenga su nombre, información de contacto e información de seguro. El informe policial ayudará a determinar quién tiene la culpa, y la compañía de seguros ayudará con el proceso de reclamos. Además, debe presentar un informe oficial de accidentes ante el DMV de su estado. Este informe ayudará al ajustador de reclamos a procesar su reclamo lo más rápido posible.

Si tiene un seguro, familiarícese con su póliza y léelo a fondo. Comprenda exactamente lo que cubre y lo que no hace. Cuando ocurra un accidente, siempre deténgase y muévase con cuidado. Si hay lesiones, llame al 911 o vaya al hospital lo antes posible. Si un accidente ha causado lesiones graves, es posible que desee consultar a un abogado de lesiones personales.

(888) 945-9817